Homenajearon a la primera expedición argentina al Polo Sur

Homenaje a la primera expedición argentina al Polo Sur
Los expedicionarios argentinos que, comandados por el general Jorge Leal, llegaron al Polo Sur en 1965, fueron homenajeados en la Cancillería, donde se anunció que el Rompehielos Almirante Irízar estará en navegación para la campaña antártica 2012/13.
“Hemos invertido más de 100 millones de dólares para que en los primeros meses de 2012 tengamos navegando al Almirante Irízar”, incendiado en 2007, dijo el ministro de Defensa, Arturo Puricelli durante el acto que presidió junto al canciller Héctor Timerman y la gobernadora de Tierra del Fuego, Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Fabiana Ríos.
El encuentro es parte de una serie de conmemoraciones que se iniciaron el 22 de febrero, Día de la Antártida Argentina, e incluirán el 60 aniversario de la creación por el ex presidente Juan Domingo Perón del Instituto Antártico Argentino, el 17 de abril de 1951, y el medio siglo del Tratado Antártico.
El ministro de Relaciones Exteriores reivindicó la presencia argentina “permanente e interrumpida desde el 22 de febrero de 1904 en la base Orcadas”, donde se instaló la primera estación meteorológica en ese territorio.
Ahora construimos “un polo logístico de servicios antárticos en Ushuaia y de contingencias en la base Petrel, con experiencia en grandes derrames”, enfatizó Timerman.
El Canciller anunció que “del 20 de junio al primero de julio se realizará en Buenos Aires la trigésima cuarta reunión del Tratado Antártico”.
Timerman reivindicó “la vocación democrática y de fomento de la unión latinoamericana del general Jorge Leal”, fundador de la Base Esperanza, quien estaba presente en el acto junto a otros cuatro expedicionarios.
La gobernadora de Tierra del Fuego destacó el “compromiso irrestricto de la provincia para sostener la actividad antártica fortaleciendo el rol de `puerta de entrada` a la Antártida con el Polo Logístico”.
“La causa antártica y de Malvinas es una causa de todos los argentinos”, dijo Ríos.
Puricelli precisó que la reparación del Irízar, que se realiza en el Complejo Naval Argentino, permitirá tener una superficie de “300 metros cuadrados de laboratorios, contra los 30 que tenía antes del accidente”.
El ministro de Defensa informó que el año próximo “serán afectados a la campaña antártica dos helicópteros M17”, ya que el incidente del buque en alta mar implicó la pérdida de dos aparatos similares.
“Llevaremos televisión digital a nuestras bases y mejoraremos la conectividad a Internet para los hombres de la Antártida que soportan condiciones extremas”, dijo.
Para “que aquellos que por la fuerza de usurpación pretenden derechos no ocupen el continente algún día”, debemos fortalecer la presencia argentina, sostuvo Puricelli.
Durante el encuentro, al que asistieron autoridades de la Dirección Nacional del Antártico y de las Fuerzas Armadas, científicos, embajadores extranjeros y funcionarios provinciales, repasaron los logros de la actual campaña antártica argentina y analizaron las posibilidades y desafíos para los próximos años.
Argentina es pionera en la actividad antártica desde que el 22 de febrero de 1904 izó el pabellón nacional en la primera base permanente del mundo, en las Islas Orcadas del Sur, donde instaló un Observatorio Meteorológico y Magnético junto con la primera Oficina de Correos de la Antártida.
Entre los logros científicos actuales, el proyecto Genoma Blanco, en cooperación entre el Instituto Antártico Argentino y el laboratorio Biosidus, permitió aislar más de 200 microorganismos resistentes a ambientes extremos con potencial para aplicaciones farmacéuticas e industriales.

antartida_argentina

Los expedicionarios argentinos que, comandados por el general Jorge Leal, llegaron al Polo Sur en 1965, fueron homenajeados en la Cancillería, donde se anunció que el Rompehielos Almirante Irízar estará en navegación para la campaña antártica 2012/13.

“Hemos invertido más de 100 millones de dólares para que en los primeros meses de 2012 tengamos navegando al Almirante Irízar”, incendiado en 2007, dijo el ministro de Defensa, Arturo Puricelli durante el acto que presidió junto al canciller Héctor Timerman y la gobernadora de Tierra del Fuego, Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Fabiana Ríos.

El encuentro es parte de una serie de conmemoraciones que se iniciaron el 22 de febrero, Día de la Antártida Argentina, e incluirán el 60 aniversario de la creación por el ex presidente Juan Domingo Perón del Instituto Antártico Argentino, el 17 de abril de 1951, y el medio siglo del Tratado Antártico.

El ministro de Relaciones Exteriores reivindicó la presencia argentina “permanente e interrumpida desde el 22 de febrero de 1904 en la base Orcadas”, donde se instaló la primera estación meteorológica en ese territorio.
Ahora construimos “un polo logístico de servicios antárticos en Ushuaia y de contingencias en la base Petrel, con experiencia en grandes derrames”, enfatizó Timerman.

El Canciller anunció que “del 20 de junio al primero de julio se realizará en Buenos Aires la trigésima cuarta reunión del Tratado Antártico”.
Timerman reivindicó “la vocación democrática y de fomento de la unión latinoamericana del general Jorge Leal”, fundador de la Base Esperanza, quien estaba presente en el acto junto a otros cuatro expedicionarios.

La gobernadora de Tierra del Fuego destacó el “compromiso irrestricto de la provincia para sostener la actividad antártica fortaleciendo el rol de `puerta de entrada` a la Antártida con el Polo Logístico”.

“La causa antártica y de Malvinas es una causa de todos los argentinos”, dijo Ríos.

Puricelli precisó que la reparación del Irízar, que se realiza en el Complejo Naval Argentino, permitirá tener una superficie de “300 metros cuadrados de laboratorios, contra los 30 que tenía antes del accidente”.

El ministro de Defensa informó que el año próximo “serán afectados a la campaña antártica dos helicópteros M17”, ya que el incidente del buque en alta mar implicó la pérdida de dos aparatos similares.

“Llevaremos televisión digital a nuestras bases y mejoraremos la conectividad a Internet para los hombres de la Antártida que soportan condiciones extremas”, dijo.

Para “que aquellos que por la fuerza de usurpación pretenden derechos no ocupen el continente algún día”, debemos fortalecer la presencia argentina, sostuvo Puricelli.

Durante el encuentro, al que asistieron autoridades de la Dirección Nacional del Antártico y de las Fuerzas Armadas, científicos, embajadores extranjeros y funcionarios provinciales, repasaron los logros de la actual campaña antártica argentina y analizaron las posibilidades y desafíos para los próximos años.

Argentina es pionera en la actividad antártica desde que el 22 de febrero de 1904 izó el pabellón nacional en la primera base permanente del mundo, en las Islas Orcadas del Sur, donde instaló un Observatorio Meteorológico y Magnético junto con la primera Oficina de Correos de la Antártida.

Entre los logros científicos actuales, el proyecto Genoma Blanco, en cooperación entre el Instituto Antártico Argentino y el laboratorio Biosidus, permitió aislar más de 200 microorganismos resistentes a ambientes extremos con potencial para aplicaciones farmacéuticas e industriales.

Deje un comentario


dos + = 7