Asumió un nuevo párroco en El Galpón

En la noche del jueves 12 en la parroquia San Francisco Solano de El Galpón, el arzobispo de Salta Monseñor Mario Antonio Cargnello, celebró la santa misa de asunción del nuevo párroco, el padre Roberto Yapura. Este sacerdote reemplaza al Padre Cristian Gallardo quien asumiera como párroco el 11 de marzo de 2.007 y que hasta estos momentos se desempeñó satisfactoriamente al igual que el padre Cesar Alancay, quien hizo de Vicario Parroquial durante los últimos 4 meses.

El sacerdote Roberto Yapura de 32 años de edad, viene de una familia muy humilde del Dpto. Molinos, sus padres naturales se llaman Tomás y Simona y vivieron muy emocionados toda la celebración litúrgica. Doña Simona nació en Angastaco, y tuvo una vida de infancia muy sufrida como huérfana, no pudo hacer la escuela por la distancia que la separaba de la civilización más próxima. Es ama de casa y trabajó desde muy pequeña en el servicio doméstico para dar una educación responsable a su hijo sacerdote y a sus otros 2 hijos. Don Simón es albañil y habla poco pero se manifiesta junto a su esposa como “muy católico”. “Quizás si no hubiese tenido la vida sufrida que tuve no creo que hubiese sido posible tener un hijo sacerdote. Me gustaría venir a vivir con el hasta que se haga a la gente”, comentó su madre.

Ambos manifestaron que su hijo sacerdote siempre ha sido muy luchador y brillante estudiante. Fue uno de los estudiantes del seminario San Buenaventura que se ordenó como sacerdote siendo muy joven el 6 de enero del 2006.

En el Decreto n° 59 de la Arquidiócesis de Salta reza que por razones de estudio el padre Cristian Gallardo renuncia y se va a Roma por 3 años y que el padre Roberto, quien reúne las condiciones necesarias para ejercer cómo párroco durante 6 años, toma su lugar amparados en el Canon 523, 524 y 527ss del Código de Derecho Canónico.

El padre Yapura realizó su profesión de fe y renovó sus promesas sacerdotales ante un templo lleno de galponeños felices y a la vez tristes por la despedida de los padres Cristian y Sesar. “Ellos han sido señal de la presencia de Jesús para que esta comunidad sea más familia de Dios. Porque la tarea del sacerdote es dejar que Jesús se encuentre con la comunidad y la comunidad con Jesús y así el Padre siga obrando a través de los sacramentos”, dijo en la homilía monseñor Cargnello.

También dijo: “Esta es una gran oportunidad para que la comunidad renueve la alegría de creer porque el Señor vuelve a pasar marcándonos con su fidelidad”. Luego de los agradecimientos a los curas que se van, el obispo hizo entrega de los santos óleos y el crisma, junto al cáliz y la patena con la hostia que iba a ser consagrada luego en la epíclesis de la Misa.

Luego de la comunión, hizo entrega además de las llaves del sagrario como signo de entrega de la parroquia en sus manos. El flamante párroco dirigió palabras a los presentes diciendo: “espero poder continuar la formación de esta comunidad como hicieron los anteriores sacerdotes. Quiero pedirles que sepan corregirme fraternamente si me equivoco porque quiero ser un buen sacerdote”. Luego de la bendición final distintos miembros de la comunidad firmaron el Acta de la posesión de la Parroquia San Francisco Solano que dejó asentado este memorable momento.

Deje un comentario


+ 3 = doce