Share:

Muchas casas de ropa no cumplen con la obligación de tener talles grandes

Esto es lo que arrojó un relevamiento realizado por Grupo Aries a negocios de ropa del centro de la ciudad donde los talles que imperan no son los de una persona común y corriente sino aquellos que solo pueden utilizar los estereotipos de cuerpos perfectos que a diario nos venden las revistas, programas de televisión y publicidades.


Por ley, todos los comercios de ropa deben tener talles que vayan desde el número 31 al 48, algo para nada ilógico ya que entre esos talles puede una persona considerar su cuerpo como normal. Para un caso de dimensiones mayores, existen casas de ropa destinadas exclusivamente para esa categoría.

Un relevamiento arrojó que de 12 negocios de indumentaria del centro de la ciudad, 10 no tiene talles grandes e incluso 8 de ellos no indican el talle en la etiqueta, un recurso utilizado por muchos comerciantes para engañar al cliente. Esto último, llega inclusive a afectar la autoestima de la persona que engañado por un falso talle termina pensando que está excedido en su peso.

Al parecer, en algún tiempo, los únicos capaces de usar ciertas prendas de ropa serán solo los maniquíes de las vidrieras.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: