Share:

Rosario de la Frontera: Está detenido el joven que habría instigado los suicidios

Ayer se detuvo en Rosario de la Frontera al supuesto instigador de los suicidios que asolaron a la ciudad termal durante los últimos meses, tiempo en que hubo nueve muertos y al menos 15 intentos fallidos de quitarse la vida. Rodrigo Acosta poseía imágenes de Fiorella, una de las víctimas del macabro juego llamado “shocking game”.


La captura de Rodrigo Acosta era una cuestión de tiempo y se produjo cuando éste se encontraba junto a su madre en su casa. Por lo pronto, se supo que hoy el juez de Instrucción Formal 2 de Metán, Mario Dilascio, lo indagará a primera hora. El joven se encuentra alojado desde ayer a la tarde en una habitación de la Brigada de Investigaciones de Metán.

De acuerdo con los análisis realizados por expertos en informática de la División de Inteligencia Criminal de la Policía de la Provincia, Acosta mantenía una relación comprobada con Fiorella G., una de las adolescentes que se quitó la vida en abril de este año, jugando al macabro “shocking game”, que consiste en colgarse del cuello con una corbata azul que tiene seis nudos y que deben irse desatando por el peso de los cuerpos.

La investigación

Del análisis llevado adelante en cuatro computadoras y al menos nueve teléfonos celulares, se logró establecer que además de la relación entre Acosta y Fiorella, el joven mantenía contacto con al menos otras dos adolescentes que también fallecieron: Macarena G. y Lucía S.

En el informe final, también se resalta el hecho de que en la mayoría de los celulares analizados se encontraron imágenes “emo”, es decir, en las que se resalta el amor no correspondido, el sufrimiento y la muerte.

Rodrigo Acosta tenía en su PC una carpeta con fotografías en las que se infringe lesiones en sus brazos y se asfixia por ahorcamiento. También contaba con fotos de Fiorella G. en actitudes similares.

En una página le dejó un sugestivo mensaje a la adolescente, un mes después de que ésta se quitara la vida.

De acuerdo con lo señalado de manera literal en el informe de Inteligencia Criminal, esto “determinaría una cierta obsesión por la menor de parte de Rodrigo Acosta”.

En el mismo informe se aclara que “con todos los elementos analizados y cotejados, no se puede probar fehacientemente la instigación a los suicidios, pero sí existen indicios entre los diferentes actores que dan cuenta de una posible instigación o pensamiento que influyó para que los menores tomaran esa actitud, debido a que los patrones observados determinarían lo antes afirmado”.

De la investigación participaron el subjefe de la Policía, Mario Paz; el jefe de la Brigada de Investigaciones, Juan Carlos Míguez; y el jefe interino de la División de Inteligencia Criminal, Carlos Gallardo.

Fte Diario El Tribuno

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: