Share:

Recomendaciones para prevenir enfermedades diarreicas

El Ministerio de Salud recuerda a la comunidad que manteniendo las medidas de higiene personal y de los alimentos, se evita la transmisión de distintas enfermedades diarreicas a gérmenes comunes y también a otros más específicos como cólera, fiebre tifoidea y hepatitis A.


La diarrea es un trastorno digestivo que se manifiesta por la eliminación de deposiciones, con más frecuencia que lo que ocurre usualmente. Las más habituales son de causa infecciosa (bacterias, virus o parásitos).

La diarrea se produce por la introducción de microbios en la boca de las personas. Estos gérmenes se expanden muy especialmente por el descuido en el lavado de manos después de ir al baño y antes de consumir los alimentos. Se propagan a través del agua; de los alimentos; de las manos; de los utensilios empleados para comer y beber; de las moscas; y de la suciedad acumulada bajo las uñas.

Es necesario tener en cuenta que cuando los niños tienen diarrea, pueden también tener otros síntomas incluyendo náusea, vómito, dolor estomacal, dolor de cabeza y fiebre.

La diarrea puede ser un síntoma de condición crónica tal como el síndrome de intestino irritable o la enfermedad Crohn , hasta fibrosis cística. La diarrea puede ser aguda, en otras palabras , repentina y breve. Los casos leves de diarrea aguda pueden ser provocados por varias condiciones, incluyendo alergias o comidas.

El Ministerio de Salud recomienda lavar y desinfectar todas las superficies y utensilios usados en la preparación de los alimentos; tomar agua potable, hervida, o colocar dos gotas de lavandina por litro y dejar reposar 30 minutos antes de consumir; lavarse las manos a menudo y con jabón para evitar infecciones; y consumir sólo alimentos frescos, limpios y bien cocidos.

También se debe tener precaución con la ingestión de salsas, mayonesas, helados y cubitos de hielo, sobre todo en verano; es necesario consumir leche y otros lácteos que sean pasteurizados y bien conservados en frío; y lavar con jabón los utensilios que se usaron para cortar los alimentos crudos.

Arsénico en el agua

Si el agua disponible contiene elementos químicos, como nitratos o arsénico, no debe hervirse, ya que de esta manera se provoca una mayor concentración de estas sustancias. En este caso se debe utilizar el método de potabilización por cloración (lavandina).

Es importante mantener a las mascotas fuera del área de la cocina. Las materias fecales, orines y pelos de los animales pueden contaminar los alimentos y enfermar a la familia.

 

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: