Share:

Recomendaciones para evitar golpes de calor

Los principales síntomas son dolor de cabeza, irritabilidad, piel seca y roja, mareos, náuseas, trastornos de la conciencia, tendencia al sueño y en los casos más serios, convulsiones. Es importante consumir abundante agua, evitar la deshidratación. Los niños y ancianos son los más afectados.


 

El Ministerio de Salud Pública recuerda a la comunidad las medidas de prevención a tener en cuenta en los días de altas temperaturas, a fin de evitar las consecuencias que producen los denominados “golpes de calor”.

 

El golpe de calor es una agresión producida por el calor sobre nuestro cuerpo. La causa más frecuente  es la acción directa y prolongada del sol sobre el organismo, sobre todo en la cabeza, normalmente debido a una larga exposición. Los niños y ancianos son los más afectados.

 

Para evitar los golpes de calor se recomienda:

•           Consumir abundante líquido, aún sin tener sed, para  evitar la deshidratación

•           Permanecer a la sombra.

•           Vestir ropa de algodón, en lo posible claras.

•           No sobreabrigar a los niños.

•           No realizar ejercicios físicos (partido de fútbol, gimnasia, caminatas) cuando la temperatura ambiente sea igual o superior a los 34 grados.

 

Los principales síntomas de un golpe de calor son dolor de cabeza, irritabilidad, piel seca y roja, mareos, náuseas, trastornos de la conciencia, tendencia al sueño y en los casos más serios, convulsiones. En estos casos  se recomienda ubicar a la persona afectada a la sombra; cubrirla con compresas de agua fría; proveerle líquido (agua fresca), aunque sea de pequeños sorbos, y acudir a cualquier centro de salud, o al hospital más próximo.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: