Share:

Nallar: «Toda contratación pública debe publicitarse»

La Auditoria General de la Provincia detectó falencias en los procesos de contratación pública de más de 30 organismos públicos de la provincia y de las municipalidades del interior.


En la conferencia pública realizada el viernes último, sobre “Sistema de contrataciones públicas. Responsabilidad de funcionarios y agentes públicos en el trámite de sus procedimientos”, se resaltó que la mayor problemática advertida en las contrataciones estudiadas es la falta de publicidad de los procedimientos.

El auditor de la Provincia Daniel Nallar, remarcó que “se encontraron fallas en los procedimientos de selección de los contratistas del estado y sobretodo con respecto a la publicidad de los actos de contratación”.

“La publicidad de los procedimientos de contrataciones es una herramienta que provoca un efecto positivo a futuro, hacia todo el trámite de la contratación y asegura más transparencia y más eficiencia. Y, a través del estudio, notamos que el Estado está confundiendo contratación directa con falta de publicidad”, explicó el auditor.

Nallar remarcó que en la ley salteña “todo proceso de contratación   –sea contratación directa, sea licitación, sea concurso- exige publicidad. Y, además, la contratación directa requiere más publicidad que la licitación pública. Estamos procurando que la contratación directa no sea una tentación para hacer contrataciones “ocultas”.

“La contratación directa debe publicitarse más que la licitación, deben pedirse muchos presupuestos y debe publicarse en algún medio o a través de una conferencia de prensa. Hay que empezar a usar la prensa para transmitir las decisiones públicas en lugar de estar haciendo propaganda política. ¿Por qué no utilizamos ese espacio para informar a la gente sobre qué es lo que se está contratando?”, sostuvo el auditor Daniel Nallar.

Del estudio se desprende que hay organismos que cumplen con la normativa y hay otros que no, “pero en general existe un bajo nivel de cumplimiento”.

En tal sentido, Nallar afirmó que “cuando la Auditoría detecta en los contratos cualquier indicio que haga sospechar de un enriquecimiento ilícito, o una tendencia a favorecer a un determinado contratista, lo enviamos al Ministerio Público para su investigación”.

Entre los organismos estudiados, se destacan los municipios y las cooperadoras asistenciales por ser los que más falencias presentan en los procedimientos de contrataciones, mientras que los estamentos más prolijos a la hora de hacer contrataciones públicas son el Ministerio Público y la Dirección de Vialidad.

Cuando se indagó a Nallar sobre el sentido y los fines del accionar de la Auditoría sobre el tema, el funcionario aclaró que se pretende “generar una situación social predispuesta a la convivencia y al progreso, pretendemos un verdadero Estado de Derecho, no de Legalidad como tenemos hoy. Y eso se consigue creando un sector público abierto a la comunidad, sin ocultamientos, sin sospechas, sin temores. Cuando el sector público, el Gobierno del Estado, se exponga sin tapujos ante la sociedad, ésta va a confiar en sus gobernantes y recuperaremos la paz y seguridad perdida”.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: