Share:

El Gobierno asignará 180 pesos por hijo para desocupados y trabajadores en negro

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció hoy la creación por decreto de una asignación universal por hijo de 180 pesos destinada a desocupados o trabajadores `en negro`, que será financiada con los recursos de la administración social, previa acreditación de escolaridad y cumplimiento del plan de vacunación de los chicos.

En un acto en el Salón de las Mujeres de Casa de Gobierno, al que asistieron gobernadores, legisladores, dirigentes sociales y representantes de la Iglesia, la jefa de Estado señaló que el trabajo decente «es el único instrumento para combatir y erradicar pobreza» y defendió la política de empleo y previsión social implementada desde 2003.

 

Pidió además a los argentinos que entiendan que «nadie nunca podrá dejar de ser pobre si no se tiene educación y salud y por eso estas dos cuestiones están directamente vinculadas» con la asignación anunciada hoy.

Se refirió así a la decisión de que los beneficiarios de esta asignación deben acreditar la concurrencia de sus hijos a la escuela así como el cumplimiento del plan de vacunación oficial.

En cuanto al financiamiento, que insumirá 9 mil 965 millones de pesos anuales, la Presidenta dijo que el anuncio se puede realizar hoy «porque decidimos que los recursos de los trabajadores deben servir a los trabajadores y a los que todavía no consiguieron trabajo», al referirse a a la estatización de los fondos jubilatorios que aprobó el Congreso en octubre de 2008.

Según precisa el decreto, la asignación será abonada a uno de los padres o tutores de hijos hasta 18 años, y hasta un total de 5 niños y sin límite de edad en caso de hijos discapacitados.

Del monto total de 180 pesos, un 80 por ciento se pagará a través de la ANSES y el 20 por ciento restante por medio de una caja de ahorro a nombre del titular en el Banco Nación, por medio de tarjetas magnéticas.

La implementación y control de la asignación universal quedará a cargo de la ANSES y sujeta a la comisión bicameral de seguimiento de los fondos de la seguridad social, lo que «permite el control absoluto por parte del Parlamento acerca de este beneficio», según remarcó la mandataria.

En su discurso, la jefa de Estado se refirió a los «muchísimos» proyectos que había en el Parlamento sobre el tema, pero aclaró que «no encontrábamos en ninguno la fuente de financiamiento» y que algunos proponían la creación de nuevos impuestos para financiarlo, «algo absolutamente desaconsejado en épocas de contracción económica».

«Con el ministro de Economía estuvimos analizando muy a fondo todas las posibilidades y cuando establecimos esta fuente de financiamiento, lo hicimos con la convicción que los recursos de los trabajadores deben ayudar a sostener a los que no consiguieron trabajo», reiteró.

Télam

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: