Share:

Los abogados de Leavy no presentaron la apelación ante la Corte

Luego de la notificación oficial por parte del Concejo Deliberante de Tartagal sobre la destitución al intedente Sergio Leavy, ocurrida el miércoles de la semana pasada, la defensa de Leavy  se encamina a una estrategia que apunta a resaltar los errores de procedimiento del cuerpo deliberativo. 


De esta forma la defensa de Leavy solicitó al Concejo Deliberante el envío de «todos los elementos de juicio y la documentación correspondiente. Hasta que esto no ocurra, se suspenden los plazos de apelación ante la Corte de Justicia». Así lo informo al ser consultado Pedro Oscar Guillén, el abogado de Leavy.

Agrego «El viernes recibimos un resumen de 5 páginas de la resolución, cuando todo el documento tiene cerca de 60 carillas. No tenemos toda la documentación notificatoria y no podemos encarar un proceso de defensa si nos faltan papeles relacionados a la destitución. Esto es otra irregularidad».

El abogado informó también que el Concejo envió el resumen el viernes pasado y que ese mismo salió el pedido de la defensa para que se envíe toda la documentación requerida.

Sergio Leavy fue destituido por los concejales el miércoles pasado y el plazo para apelar fue fijado en 10 días hábiles a partir de la notificación. Este trámite tuvo sus inconvenientes ya que hubo incidentes en la sede comunal entre seguidores del intendente y concejales que aprobaron la destitución.

La suerte de un intendente volverá a estar en manos de la Corte de Justicia. El tribunal deberá resolver la apelación que presentará el intendente de Tartagal, Sergio Leavy, quien fue destituido por el Concejo Deliberante de esa ciudad norteña, el miércoles pasado, en el marco de un clima de profunda tensión.

El intendente fue retirado del cargo por una resolución aprobada por ocho de los 11 concejales tartagalenses. Tomando en cuenta los casos de esta naturaleza analizados por el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia en los últimos años, surge con claridad que en la mayoría de ellos las destituciones de los intendentes no surtieron efecto.

Las fuentes consultadas señalaron que la Corte es extremadamente minuciosa a la hora de resolver estos incidentes.

El Tribunal exige pruebas sólidas y contundentes y ante el menor resquicio opta por pronunciarse en favor del acusado.

En la mayoría de los casos, las destituciones no prosperaron porque el procedimiento que usaron los órganos legislativos no se ajustó a derecho o porque muchas veces primaron más las cuestiones políticas que las causas por las cuales fueron acusados.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: