Share:

El 24 de octubre llegan las reliquias de San Juan Bosco a nuestra ciudad

El sábado 24 de octubre, llegarán a nuestra ciudad las reliquias de San Juan Bosco que permanecerán solamente hasta el domingo 25. Durante su permanencia en Salta visitará diferentes comunidades educativas, como la escuela Ceferino Namuncurá, vicaría del Milagro, Colegio María Auxiliadora, Tomassini, del Huerto, Domingo Savio, de Jesús y las parroquias de la Santa Cruz y Virgen del Valle; para culminar su recorrido en la Capilla María Auxiliadora del Colegio Salesiano Ángel Zerda. La visita se enmarca en las actividades por el 150º aniversario de la fundación de la Sociedad Salesiana de San Juan Bosco.

La peregrinación comenzó el 25 de abril en Turín, en el patio de Valdocco, aquel donde Don Bosco trabajó como Padre y Maestro de los jóvenes. Recorre nuestro país con el nombre “En camino con Don Bosco”, desde el 18 de julio al 29 de octubre.

La obra Salesiana se encuentra ya en 129 países, hay 16.092 religiosos salesianos, 14.655 hijas de María Auxiliadora y 24.197 salesianos cooperadores.

Su vida

El 16 de agosto de 1815 nace Juan Bosco en el caserío de I Becchi, Castelnuevo D’Asti, entre las colinas de Monferrato a 30 km de Turín, capital de Piamonte. Tiempos de hambruna, desocupación y crisis campesina, la orfandad y la pobreza constituyen su herencia desde niño. A los 9 años Juan tendrá un sueño que será un primer indicio de sus búsquedas vocacionales y del proyecto que Dios tenía para él y para millones de jóvenes. Dando lecciones particulares, siendo mozo de café, aprendiz de sastre y otros oficios Juan se va costeando los estudios con la ayuda de su madre. Con sus amigos de escuela forma la Sociedad de la Alegría, por la cual hace una experiencia de la amistad compartida que ayuda a cumplir con el deber cotidiano y a mirar la vida desde la fe. En 1841, ya sacerdote, es don José Dafasso, su confesor y padre espiritual, quien lo ayuda a ir al encuentro de los jóvenes más abandonados de Turín: los muchachos que pueblan la cárcel. Recorre las calles de Turín y da respuesta concreta a esa juventud pobre, abandonada, en peligro y peligrosa. Juanito se hará entonces, Don Bosco, y Don Bosco será Casa, Patio, Escuela, Parroquia para sus jóvenes. Se hace misionero y su obra cruza el océano para llegar a América.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *