Share:

El 90% de mujeres en tratamiento por infertilidad sufre ansiedad

El 90% de las mujeres en tratamiento por infertilidad sufre de trastornos de ansiedad y estrés, reveló hoy un informe de especialistas que asesoran a un grupo de autoayuda de parejas con problemas de fertilidad. El trabajo destacó que en Argentina el 80% de las mujeres que no pueden quedar embarazadas en forma natural, recurre a un tratamiento de fertilización asistida.

Irene Dall’Agnoletta médica tocoginecóloga, especialista en medicina reproductiva y asesora del grupo Lazos que reúne a parejas con problemas de fertilidad, señaló que «la ciencia ofrece técnicas y tratamientos cada vez más sofisticados, para tratar la infertilidad». Pero reconoció que «las parejas experimentan sentimientos de frustración, hasta que logran concretar el deseo de ser padres». Indicó que «los estudios psicológicos de parejas infértiles demuestran que esta situación constituye una amenaza al proyecto de vida de los pacientes, afectando en algunos casos la autoestima y la vida sexual de la pareja».

Además, añadió que «pueden producirse cambios a nivel emocional, social, físico, laboral e incluso, intelectual». En ese sentido, Dall´ Agnoletta precisó que «el 90% de las mujeres experimenta trastornos adaptativos crónicos con ansiedad, pero sólo un porcentaje muy bajo recurre al asesoramiento profesional».

En los últimos congresos mundiales, la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología aconsejó a los centros e institutos que integren psicólogos en los equipos multidisciplinarios, para tratar a pacientes con problemas de fertilidad porque la contención profesional mejora la respuesta del paciente al tratamiento.

También, estimó que es importante para las parejas los grupos de autoayuda porque constituyen ámbitos de reunión e identificación que evitan la soledad y el aislamiento. En 2005, un grupo de parejas con trastornos de fertilidad crearon en la ciudad de Zárate un grupo de autoayuda denominado Lazos.

Las parejas comparten sus vivencias y participan en las charlas con nutricionistas, obstétricas, puericultoras y psicólogos. En esos encuentros, los profesionales ofrecen herramientas para que las parejas superen la ansiedad que implica la búsqueda y perseveren en el tratamiento.

Dall’ Agnoletta reconoció que «aún existe cierta desinformación en la población sobre lo que significa la esterilidad y los factores que influyen como la edad materna, el tabaco, el sobrepeso y las enfermedades de transmisión sexual».

Señaló que «en una encuesta realizada en el Hospital de Clínicas sobre la percepción pública de la esterilidad y su tratamiento, sólo el 40 % de la población encuestada en el servicio de fertilidad consideraba la esterilidad una enfermedad». Estimó que «aunque no se puede afirmar que los conflictos psicológicos o los problemas emocionales produzcan infertilidad, la labor del especialista en medicina reproductiva y del terapeuta será la de prevenir que las emociones negativas sostenidas en el tiempo desencadenen en una depresión u otro trastorno psicológico, para contribuir a una mejor respuesta al tratamiento». Télam

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: