Share:

Agentes sanitarios vacunan en forma domiciliaria

Brigadas de vacunación contra el Sarampión y la Poliomielitis, en el marco de la campaña nacional, iniciaron la inmunización casa por casa en el interior provincial y barrios de la zona sureste de la ciudad.

El Ministerio de Salud de la Provincia de Salta informa que hoy lunes las brigadas de vacunación contra el Sarampión y la Poliomielitis, en el marco de la campaña nacional, iniciarán la inmunización casa por casa en el interior provincial y barrios de la zona sureste de la ciudad. La campaña está destinada a los niños y niñas menores de 5 años, con el objetivo de evitar que estos virus vuelvan a circular en Argentina.
 
El operativo comenzó en el centro de salud de Villa Lavalle y en el centro de salud de barrio Manjón, abarcando los centros de atención Nº 45, 54, 9, 61, 7 y 44, que involucran los barrios 20 de Junio, Lavalle,  Floresta, PROVIPO, San Ignacio y  Solidaridad.
 
En los barrios de la zona norte, la vacunación se realizará en guarderías,  jardines y en instituciones que albergan a menores. En el interior, los agentes sanitarios concretarán la visita domiciliaria conforme al cronograma de vacunación establecido.
 
La responsable del área de Inmunizaciones, Zulema Caprini, sugirió a las madres de los niños que tienen completo el calendario de vacunación procurar que sus hijos reciban las vacunas de esta campaña,  dado que se trata de un refuerzo adicional y complementario al esquema regular de vacunación. Recordó también la importancia de presentar los carnets de vacunación para un correcto control.
 
El Sarampión y la Poliomielitis son enfermedades virales que afectan principalmente a niños y niñas menores de cinco años. La primera puede causar neumonía, convulsiones, ceguera, retraso mental e incluso la muerte; mientras que la segunda ataca al sistema nervioso y destruye las células nerviosas encargadas del control de los músculos produciendo parálisis.
 
En esta Campaña se aplica la vacuna Doble Viral contra el Sarampión y la Rubéola. Deben recibir una dosis extra todos los niños y niñas desde un año de edad y hasta quienes todavía no hayan cumplido los cinco años, aunque ya estén vacunados; y la vacuna Sabin Oral para prevenir la Poliomielitis, destinada a los menores desde los dos meses y hasta los cinco años, aunque también ya estén vacunados.
 
La dosis extra de la Sabin no la deben recibir los niños con enfermedades graves, tratados con quimioterapia o se encuentren hospitalizados. En estos casos se recomienda consultar al médico. A los niños con inmunodeficiencias de nacimiento o adquiridas y a las personas que vivan con ellos se les aplicará la vacuna Salk (inyectable) en lugar de la Sabin Oral (gotitas).

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: