Share:

Proyecto de Sáenz y Cánepa ambos candidatos del PJ

Los vecinos podrán tener una activa participación en el trabajo de la justicia, a través de agentes encubiertos y haciendo uso de recursos técnicos legales se pueden poner en marcha estrategias para acabar con los proveedores de  drogas de los barrios, ladrones o causantes de otros delitos.

Esta propuesta relacionada con la seguridad es uno de los proyectos sugeridos por la lista que propone a Gustavo Sáenz como senador y a Matías Cánepa como concejal quienes prevén reunirse en los próximos días con autoridades del Ministerio Público con el objetivo de coordinar tareas que permitan avanzar en esta temática.
 
La ordenanza de Seguridad Ciudadana, se encuentra vigente hace unos años en nuestra ciudad y procura, entre otras finalidades, apuntalar el trabajo de la justicia a través de la colaboración de los vecinos.
 
Los vecinos podrían colaborar en el trabajo de la justicia con las especificaciones que Cánepa expresa en su proyecto de campaña y lo realizarán con una tarea clave basada en sumar las pruebas necesarias para que los vendedores de droga, los causantes de violencia familiar, los ladrones, etc. no queden impunes.
 
Explica el candidato que “no se puede obviar la sensación de amenaza que pueden llegar a sentir los vecinos al involucrarse o tomar parte activa dentro de esta colaboración. Para ello, la ordenanza vigente contempla  la organización de  las instituciones de la sociedad civil, de cada barrio, en juntas de seguridad ciudadanas. Por lo cual se podrá poner en conocimiento de la policía, la actividad de los delincuentes sin que ningún vecino particular se sienta amenazado”.
 
“Para que esto funcione, se deben coordinar tareas con el Ministerio Público y  la policía de cada barrio o zona de la ciudad para que con conocimiento de los fiscales y a través de agentes encubiertos, filmaciones, y todos los recursos técnicos y legales necesarios, se pongan en marcha estrategias para acabar con estos vendedores” agregó.
 
Matías Cánepa hace especial mención a que “esto solo se logra con la colaboración de la comunidad organizada a través de estas juntas de seguridad ciudadanas, reconocidas y apoyadas por el municipio en un trabajo coordinado con la provincia a través del ministerio público, sus fiscales y la policía”.
 
La iniciativa tiene en cuenta la cantidad de niños y jóvenes que están esclavizados por el flagelo del paco que aumenta considerablemente, transformándolos, además de víctimas, en delincuentes que utilizan la metodología del robo para poder comprar la droga. Es conocido que la gran mayoría de los vendedores de paco y de otras drogas actúan con impunidad.
 
Sobre este tema tan álgido, expresó Cánepa que “cuando son denunciados por algún vecino o madre de niños o jóvenes víctimas de estos delincuentes, son detenidos pero la justicia no cuenta con las pruebas suficientes para que se los mantenga en prisión y finalmente se llegue a una condena. En otros casos, sucede que  los vecinos, que conocen quiénes son los traficantes de la muerte, conviven con ellos y no los denuncian por temor a represalias contra sus propias familias”.
 
Hizo referencia a las ordenanzas que ya están vigentes y que, trabajando en conjunto con la provincia, es posible coordinar  las tareas necesarias articulando un trabajo municipal y provincial. “Desde esta alternativa se cuenta con el convencimiento del Intendente para avanzar en estos temas” manifestó

Cabe destacar que esta es una de las ideas que presenta el equipo de candidatos a Concejales del Partido Justicialista, los que  al acceder a las bancas van a trabajar con todo empeño.
 
Datos complementarios

Esta ordenanza permite también trabajar sobre las causas de los delitos, intercambiando ideas con los poderes públicos sobre los programas que, en muchos casos están en marcha pero que no se los orienta hacia éstas problemáticas. La mayoría de los delitos son protagonizados por jóvenes en estado abandónico o víctimas de la droga y el alcohol.

Debido a ello es que se busca legislar en conjunto, Provincia y Concejo Deliberante, para evitar que más jóvenes se vuelquen a la delincuencia. Por eso “es necesario pensar en una política abarcativa municipio-provincia en donde los vecinos puedan colaborar, porque conocen de manera directa lo que pasa en sus propias comunidades. Serán interlocutores esenciales para que el Estado provincial y municipal vuelquen recursos eficazmente en la inclusión social. Buscamos que exista seguridad y no una mera represión, lo cual es mucho más complejo” finalizó en candidato a concejal en primer término del Justicialismo, Matías Cánepa.

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: