Share:

Se detuvo a un hombre que se habia autosecuestrado

Efectivos dependientes de la Dirección General de Investigaciones detuvieron en la mañana de hoy en esta Capital a un hombre de 37 años, oriundo de la localidad de Aguaray, que días pasados alertó que había sido secuestrado junto a otro sujeto y por cuya liberación sus captores pedían la suma de 30.000 dólares.



El operativo, resultado de minuciosas pesquisas realizadas en diferentes puntos de la provincia por personal de la Brigada de Investigaciones Nº 1 y 4 con asiento en Tartagal y de la recientemente creada División Inteligencia Criminal, arrojó la detención de este sujeto luego de que se apersonara por ante el local de recepción y entrega de encomiendas de una empresa de transporte de pasajeros, sito en Avenida Hipólito Yrigoyen casi Avenida Tavella.

Desde un primer momento, y pese a la preocupación de sus familiares, se descarto la hipótesis de un supuesto secuestro que fuera denunciado en perjuicio de dos exportadores de trigo, acotando que todas las pistas apuntaban a que se trataba de una acción fraudulenta organizada entre ambas personas. La denuncia del suceso fue realizada el jueves pasado en localidad norteña de Aguaray por la esposa del comerciante, hoy detenido, manifestando que luego de percibir una importante suma de dinero para efectuar una operación comercial habría perdido contacto con su esposo recibiendo a posterior diversos llamados telefónicos que la alertaba que había sido secuestrado, resaltando que se encontraría junto a otra persona oriunda del Perú.

De acuerdo a lo manifestado por la damnificada los supuestos secuestradores se habían comunicado con ella en varias oportunidades a través de mensajes de texto, iniciando las pesquisas los efectivos de la citada División logrando determinar entre otras cosas que el número telefónico de donde provenían los mensajes de texto, pertenecerían al propio damnificado que había adquirido luego de cobrar el dinero, llevándose adelante diversas tareas investigativas a fin de dar con el paradero de ambos hombres y el secuestro del dinero correspondiente, quedando desde luego fuera de la esfera investigativa la hipótesis de un supuesto secuestro. Las investigaciones continúan, a fin de lograr la aprehensión del otro sujeto implicado en el caso y lograr así el esclarecimiento total del hecho.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: