Share:

Se solicita reconstruir un puente en Rivadavia Banda Sur

La diputada provincial Virginia María Cornejo (PPS), presentó un proyecto de Declaración, expresando que verá con agrado que la Dirección Provincial de Vialidad “proceda a construir – por sí o mediante la pertinente contratación – un nuevo puente sobre el río Teuquito, ubicado en la intersección de las Rutas Provinciales 15 y 41, en la Banda Sur del departamento Rivadavia, el que actualmente se encuentra derrumbado”.

 

Asimismo, que “en forma urgente y mientras dure la confección del proyecto y los trámites atinentes a su contratación y ejecución, se disponga la instalación de un puente tipo Bailey, a fin de solucionar provisoriamente la situación de incomunicación en que se encuentran muchos pobladores de la zona como consecuencia de la caída del viejo puente”.

Este proyecto ingresó a la Cámara de Diputados como expediente 91-21.793/09.

Fundamentos

“Desde hace varios meses, una de las regiones más postergadas de nuestra Provincia y del país ha sumado una circunstancia más a su ya dilatado catálogo de carencias.

Me refiero a Rivadavia Banda Sur, y a la situación de aislamiento en que ha quedado una enorme zona del departamento como consecuencia de la caída de un pequeño puente que atraviesa el río Teuquito, el llamado “Puente de las Palomas”.

Este puente, a pesar de su pequeña dimensión como obra de ingeniería, representaba un nexo de vinculación importantísimo entre dos regiones de la Provincia, y resulta de vital trascendencia para la vida diaria de muchos pobladores de nuestro Chaco.

El puente comunica las rutas provinciales 13 y 15  con las rutas 41 y 52. 

La ruta 13 va de La Estrella, sobre la ruta 5, al paraje Santa Rosa en el centro geográfico de la Banda Sur de Rivadavia, pasando por la localidad de La Unión. La Ruta 15 discurre desde el paraje Santa Rosa, adentrándose aun más en el Chaco hasta llegar al río Teuquito, donde se hallaba el puente caído, unos tres kilómetros después de pasar la localidad de Rivadavia. Entre las dos rutas, que se continúan una a otra, recorren unos 150 km.

Por su parte, la Ruta 52 parte de Las Lajitas en dirección Noreste unos 120 km hasta la llamada Curva del Turco, donde empalma con la Ruta 41 que toma una dirección más pronunciada hacia al norte y luego de recorrer unos 50 km desemboca en el punto donde se halla el puente caído.

Como puede verse, se trata de enormes distancias y de arterias que constituyen la única conexión de algunas localidades del Chaco. Ello sin contar con la importante cantidad de pobladores rurales dispersos, que necesitan estas vías de comunicación, sobre todo en caso de emergencias.

Se trata de un pequeño puente, pero es un puente que en el Chaco Salteño cumple una función esencial.  En momentos como los actuales, en los que tenemos a la vista un posible brote epidémico de dengue, puede representar la diferencia entre la vida y la muerte para algunas personas.

Sin llegar a ese extremo, la vida diaria de los pobladores y los productores de la región se ha alterado en forma grave con la caída del puente. No debe perderse de vista que el Río Teuquito separa esta región de la localidad de Rivadavia, único centro poblado de cierta importancia  en un radio muy amplio.

Puedo dar un ejemplo concreto, que es en realidad la causa por la que una Diputada de la Capital como yo toma conocimiento de este pequeño hecho de tanta importancia:

A pocos metros del lugar donde se derrumbó el puente se desarrolla un emprendimiento humanitario que lleva adelante la organización suiza “Associazione Fedeltá”. Se trata de la construcción de una escuela con albergue para los docentes y un campo anexo en el que se pretende realizar tareas de capacitación a los pobladores para la producción agrícola sustentable, higiénica y organizada, utilizando los recursos del entorno. Todo sin ningún fin de lucro, y con una inversión importante por parte de los benefactores.

Desde hace meses, el representante en Argentina de esta organización se encuentra abocado a los trámites necesarios para llevar adelante el proyecto, pero la caída del puente dificulta gravemente los trabajos, dado que para acercar los materiales es necesario hacer un rodeo de más de 100 km.

Las gestiones particulares del representante de Fedeltá ante la Municipalidad de Rivadavia y ante la Dirección de Vialidad de Salta hasta el momento no han producido efecto. Se sugirió la colocación provisoria de un puente tipo Bailey, hasta que se pudiese construir el puente de material, pero tampoco se ha logrado esta solución provisoria.

La Associazione Fedeltá tiene los medios para que su representante venga hasta la Ciudad de Salta, solicite entrevistas con el Director de Vialidad, se encuentre con una Diputada. Es claro que los pobladores de Pozo Largo, por ejemplo, quienes hoy se ven obligados a cruzar el río Teuquito con “chalanas” o utilizando puentes  peatonales inestables y precarios, no están en la misma condición.

La situación existe, es grave y tiene solución. Pero para que esa solución se concrete en forma oportuna, es necesario que el Poder Ejecutivo le preste la atención que merece”.

 

Fte Prensa Bloque PPS

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *