El tiempo - Tutiempo.net
Share:

Alertan por la “grave situación sanitaria” en Orán

El obispado de Orán difundió un comunicado con motivo de “la grave situación sanitaria” que vive el norte de Salta, en el que invita “a todos los sectores de la sociedad a trabajar y luchar unidos y de manera eficaz contra la epidemia de dengue que nos aqueja”.

 

El texto, que lleva la firma del administrador diocesano, monseñor Andrés Buttu, califica de “indispensable y apremiante” que la zona “cuente con un centro de investigación de enfermedades tropicales, con los técnicos y recursos necesarios para atender a la salud de la población”. Por otra parte, reclama a toda la sociedad “un cambio de mentalidad que implique un compromiso ciudadano para trabajar por el bien común, asumiendo solidariamente las tareas que están al alcance de sus manos”.

Después del alud el dengue hay que combatir la epidemia de dengue en Tartagal El obispado de Orán difundió un comunicado con motivo de “la grave situación sanitaria que en nuestro norte de Salta nos toca vivir en estos días” en el que expresa que “como Iglesia diocesana nos urge invitar a todos los sectores de la sociedad a trabajar y luchar unidos y de manera eficaz contra la epidemia de dengue que nos aqueja”.

El texto, que lleva la firma del administrador diocesano, monseñor Andrés Buttu, califica de “indispensable y apremiante” que la zona “cuente con un centro de investigación de enfermedades tropicales, con los técnicos y recursos necesarios para atender a la salud de la población”.

Por otra parte, al afirmar que “toda la población debe promover la lucha contra el dengue”, reclama “un cambio de mentalidad que implique un compromiso ciudadano para trabajar por el bien común, asumiendo solidariamente las tareas que están al alcance de sus manos”.

El texto completo es el siguiente:

Asumamos nuestro compromiso cristiano y ciudadano “Frente a la grave situación sanitaria que en nuestro norte de Salta nos toca vivir en estos días, como Iglesia diocesana nos urge invitar a todos los sectores de la sociedad a trabajar y luchar unidos y de manera eficaz contra la epidemia de dengue que nos aqueja”.

“No podemos negar el esfuerzo realizado hasta este momento para erradicar este flagelo por parte de las autoridades provinciales y municipales; desde el hospital zonal, los centros de salud barriales, A.P.S., personal de salud pública y municipal, sin embargo, vemos con preocupación que los resultados siguen siendo insuficientes; no se trata de alarmar a la sociedad, sino de que todos tomemos conciencia de que debemos asumir nuestra cuota de responsabilidad en la prevención y en la erradicación de todas las causas que la provocan”.

“Al dengue clásico se suman los brotes de dengue hemorrágico, con una perspectiva preocupante, si no se adopta de manera urgente y eficaz un plan adecuado y transparente de contención de esta enfermedad. Es indispensable y apremiante que nuestra zona cuente con un centro de investigación de enfermedades tropicales, con los técnicos y recursos necesarios para atender a la salud de la población; asimismo, procurándose las acciones necesarias para que repelentes, espirales, insecticidas, etc., estén al alcance de todos. Llegar tarde y de manera inadecuada, es una grave irresponsabilidad”.

“Toda la población debe promover la lucha contra el Dengue, que podría controlarse con su activa participación. Es necesario un cambio de mentalidad que implique un compromiso ciudadano para trabajar por el bien común, asumiendo solidariamente las tareas que están al alcance de sus manos, como la limpieza de sus casas y de sus barrios para eliminar los criaderos del mosquito transmisor de esta enfermedad. Con nuestra actitud podemos prevenir las enfermedades y salvar vidas humanas. Esta es una exigencia de la caridad cristiana. No hacerlo, es un grave pecado de omisión”.

“En este tiempo de cuaresma, asumamos nuestro compromiso cristiano y ciudadano con la salud y con la vida, pues ese es el ayuno que agrada al Señor”.

San Ramón de la Nueva Orán, 11 de marzo de 2009
Mons. Andrés Buttu Administrador diocesano de Orán
Y los presbíteros de la diócesis de Orán

Fte AICA

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *