El tiempo - Tutiempo.net
Share:

Incidentes entre vecinos y piqueteros que cortan la ruta 34

El juez federal Raúl Reynoso, dispuso detener a cuatro piqueteros quienes fueron trasladados a Orán
La semana pasada se volvió a producir un incidente con claras amenazas hacia los vecinos que intentan cruzar los cortes en la ruta.

Los piqueteros Oscar Segundo, Ramón Alfaro, Alejandro Quiroz y Ramón “Panzón” Contreras fueron detenidos por orden del juez federal de Orán y trasladados a esa localidad, acusados de diversas causas relacionadas todas ellas con la interrupción de las vías de comunicación por los reiterados cortes de la ruta nacional 34 y otros caminos provinciales y alternativos en el departamento San Martín.

La detención de los activistas se llevó a cabo por personal de Gendarmería Nacional del Escuadrón 52 Tartagal; todos fueron trasladados a Orán para ser indagados por el juez federal Raúl Reynoso.

Incidente en un corte de General Mosconi

Un poblador de General Mosconi vivió momentos de pánico cuando el jueves anterior y mientras se producía otro corte en la ruta nacional 34 a la altura del Arroyo El Gritón, intentó atravesar las barricadas. El hombre fue atacado por un sujeto que con un machete en la mano y un elemento contundente en la otra, le destrozó el parabrisas y lo corrió con la clara intención de hacerle daño.

Cerca del mediodía del jueves un grupo de unos 20 hombres, casi todos ellos con los rostro cubiertos pero que decían ser de General Mosconi, cortaron la ruta en el límite entre los municipios de Tartagal y Mosconi. Los encapuchados pedían la presencia del intendente Isidro Ruarte, puestos de trabajo y subsidios, entre otras exigencias.

Cerca de la 1 de la tarde Raúl Romero, un humilde trabajador propietario de un vehículo Renault 12 modelo antiguo y que vive de la venta de pan casero, llegó hacia el lugar de la barricada. “Venía con mi esposa y mis nenas, porque había ido a Tartagal al médico. Como hacía mucho calor y me imaginé que el corte demoraría, le dije a mi esposa y a mis hijas que cruzaran caminando y yo me quedé a esperar que abran la ruta”, relató el trabajador.

Luego de una hora de espera “y como yo estaba prácticamente entre los primeros vehículos, vi que del otro lado avanzaba una camioneta importada a la cual le permitieron el paso. Acerqué mi vehículo y les pregunté a unas mujeres cómo era que algunos pasaban y otros no, a lo que me respondieron que el chofer de ese vehículo tenía un certificado. Cuando acerqué mi vehículo a las ramas que colocan para hacer el corte, un hombre se acercó con un machete y comenzó a insultarme y amenazarme con que me iba a destrozar el auto y me iba a c… matando si no lo retiraba”, recordó el mosconense.

Romero dijo que ante las agresiones del sujeto “le pedí que se calmara y que me diga por qué dejaban pasar a unos y a otros no. Con un palo y con un machete me destrozó el parabrisas del auto y me comenzó a correr con el machete. Cerca había estacionado un abogado de la ciudad de Salta, a quien conozco desde hace mucho tiempo, que me ayudó y lo calmó para que este hombre no me hiriera con el machete, describió el hombre.

No querían recibirle la denuncia

Romero recordó que el mismo letrado salteño “me acompañó hacia la Brigada de Tartagal para que hiciera la denuncia; pero no quisieron tomarla porque dijeron que tenía que ir a cualquier otra dependencia. Nos fuimos a villa Saavedra y no había forma que el policía me tome la denuncia, porque según él, sólo correspondía hacer un acta o algo así.

El abogado que me acompañaba se puso a discutir con el policía por lo que el efectivo llamó por teléfono, habló con un jefe y recién ahí me tomaron la denuncia. La verdad: no tengo ninguna certeza de que le hayan dado curso”, dijo el mosconense.

 

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *