El tiempo - Tutiempo.net
Share:

Dengue, una enfermedad evitable dice Diego Saravia

A todos los males creados por el neoliberalismo, y 12 años de gestión romerista en el norte de la Provincia, que hizo de una zona petrolera estructuralmente rica, una zona pobre, vía privatizaciones, bajísimas regalías y el “Salta Hidrocarbon Fund Trust”; que toleró y permitió desmontes de diverso tipo y cortadas que aumentaron el riesgo de aludes por la no aplicación del Principio de Precaución ambiental; hay que sumarle ahora el dengue hemorrágico, enfermedad fácilmente prevenible, que muchas veces es mortal.


Esta enfermedad, en general, se contrae cuando una persona que ya sufrió el dengue proveniente de uno de los 4 serotipos existentes, se enferma de otro de los mismos.

El problema que tenemos en Salta es que ya tenemos dos serotipos, el 1 y el 2, con lo cual existen altas probabilidades de que la gente se enferme de dengue hemorrágico.
En esta semana se ha informado de la muerte de tres personas. Tartagal se encuentra en estado de pánico.

La enfermedad se trasmite a través de un mosquito de patas negras con rayas blancas: Aedes aegypti, y eliminarlo es la vía para evitar la misma. Este insecto nace en acumulaciones de agua limpia estancada, y evitar mantener recipientes para la misma es la forma de eliminarlo.

Es posible conocer y medir el nivel de existencias de mosquitos en barrios y ciudades mediante planes de monitoreo, y determinación de diversos índices como el de Breteau.

Por lo tanto, la política pública a seguir es simple y clara. Existen planes preparados por la OPS para atender tanto las emergencias como la prevención. Se estima que el costo de los planes es de unos 3 dolares por persona. En todos estos planes se hace especial mención a la participación comunitaria y a un adecuado y verosímil sistema de difusión e información pública del avance o retroceso de la enfermedad.

La actual situación requiere la declaración de la emergencia sanitaria, y la realización de importantes campañas de limpieza y desinfección, sumadas a un monitoreo continuo y la difusión de la verdad. Requiere que se vuelquen los recursos necesarios, en esta actividad o misión: al menos unos 2 millones de dolares solo en prevención y campañas durante la emergencia. Es necesaria la decisión política del más alto nivel y la ejecución con capacidad y firmeza de estos planes. Debemos hacernos cargos de curar, lo que otros no supieron prevenir. Es tiempo de consecuencias.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *