El tiempo - Tutiempo.net
Share:

En Salta, la Presidenta pidió “perdón por tanto tiempo de olvido y de avaricia”

urtubey y cristina

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió perdón ayer en Salta, a tantos pueblos argentinos como La Puntana, donde inauguró el ciclo lectivo 2009, por “tanto tiempo de olvido, egoísmo y avaricia”, tras lo que insistió en la necesidad de “construir una Argentina más justa y equitativa”.


“Nunca más den las gracias a nadie. Al contrario, yo quiero decirles en nombre de todos los argentinos: perdón por tanto tiempo de olvido, de egoísmo, de avaricia”, dijo Cristina ayer, al dirigirse al pueblo de La Puntana y del municipio salteño de Santa Victoria Este.

Allí, a unos 500 kilómetros al noreste de Salta Capital, en el límite con Bolivia, la presidenta inauguró el ciclo lectivo 2009 para todo el país, junto al gobernador Juan Manuel Urtubey y miembros de su gabinete.

Antes de pedir perdón, la mandataria agradeció a los lugareños por “la infinita paciencia de generaciones de argentinos de los pueblos originarios, que esperaron décadas para tener este colegio, y esperaron sin levantar el puño, sin agravios ni violencias, sin descalificarnos”.

“Al contrario, cuando uno baja en un helicóptero levantando tierra porque no hay pavimento o porque la tierra está seca, lo reciben con la mano tendida, con el rostro lleno de sonrisas y diciendo gracias”, expresó la presidenta en el alejado paraje salteño.

Durante su discurso, afirmó que “el Estado no es Jesucristo, no puede multiplicar los peces y los panes. Necesita, a través de una de las herramientas más importantes en materia de distribución del ingreso, la parte impositiva, gestionar para que una parte de la riqueza que genera y produce un país pueda llegar a todos sus habitantes”.

“Hoy, aquí, en este lugar, como esos alumnos y maestros en la Antártida, en el Chaco Chaqueño o en San Juan, estamos construyendo lo que yo digo igualdad de oportunidades para todos los argentinos”, expresó la mandataria, que inauguró las clases comunicada en teleconferencia con Chaco, San Juan y la Antártida.

Para Cristina, en lugares como éste, “donde faltan tantas cosas, es donde se entiende en toda su dimensión lo que nosotros denominamos la necesidad de redistribuir el ingreso, de construir una Argentina más justa, más equitativa, que muchas veces se dice en los discursos pero que el desafío es llevarlo a cabo”.

“Y para llevar a cabo esta construcción de un país más justo, más digno, más equitativo, muchas veces tenemos que afrontar descalificaciones, agravios de los que no entienden la necesidad de millones y millones de argentinos, que no tuvieron la suerte de otros de nacer en grandes centros urbanos o en el seno de una familia que les pudo proveer todo”, afirmó.

En este sentido, la mandataria agregó: “Por eso, cuando hoy el directivo de la escuela dijo ’hoy el Estado tiene presente’, es la verdadera dimensión de lo que nosotros concebimos del rol que tiene que cumplir ese estado”.

“Ustedes tienen el derecho a reclamar porque son los que carecen de todo, de toda posibilidad y por eso hoy, cuando venimos aquí, a construir esta escuela, venimos a mitigar muy fuerte esa carencia de educación y de igualdad de posibilidad casi me atrevería decir de siglos”, remarcó.

Durante su presencia en La Puntana, Cristina inauguró la escuela del lugar, que fue construida en el marco del Plan Nacional 700 Escuelas, con una inversión de 4.550.000 pesos, y que funcionará además como establecimiento agrotécnico.

“El gobernador (Urtubey) me contaba, cuando el cacique Saravia se acercó a saludarme, que es una costumbre de nuestros pueblos originarios que los caciques tomen los nombres de los grandes patriotas, como Moreno, Belgrano y en este caso del Chocolate Saravia, lugarteniente de don Martín Miguel de Güemes”, relató Cristina.

Asimismo, sostuvo: “Necesitamos muchos argentinos más como ellos que estén orgullosos de la historia y de ser argentinos”, tras lo que agradeció “que estemos todos juntos aquí, que podamos mirarnos a los ojos y que nos tendamos la mano con la convicción de que es posible construir un país mejor”.

Finalmente, aseguró que a la primera responsabilidad “la tiene el Estado y aquellos que más tienen, para poder seguir construyendo escuelas, hospitales, caminos toda la infraestructura que necesita un país para desarrollar esa igualdad de oportunidades”.

“Por eso, en este 2 de marzo, en el corazón del Chaco Salteño, estamos dando inauguración a este ciclo lectivo en esta escuela agrotécnica de Santa Victoria Este, déjenme decirles muchas gracias, los estrecho muy pero muy fuerte en mi corazón, y una vez más perdón por haber tardado tanto”, concluyó la presidenta.

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA