Autos varados en la Ruta 68 entre Salta y Cafayate

La lluvia de ayer, a pesar de no haber sobrepasado los 20 milímetros en el Valle de Lerma, produjo numerosos cortes en la ruta nacional 68. De norte a sur, el tramo de la Recta de Cánepa, entre Salta Capital y Cerrillos, permaneció transitable.
Es que esta temporada estival lo encontró en mejores condiciones que en otros años, cuando había perdido numerosas placas que obstruían el paso de la corriente causando desbordamientos.


Otra fue la postal que se vio en el zona de ingreso a la localidad de Cerrillos, específicamente en la intersección de la ruta 68 y el camino a Colón, donde la calzada se convirtió en un río que dejó varados a decenas de vehículos e inundó las viviendas ubicadas a la vera de la ruta. Idéntico paisaje presentó la localidad en varios sectores de la zona urbana.

Pero el verdadero caos se produjo en el tramo de la ruta 68 que une Cerrillos con La Merced, donde hubo cortes en finca El Colegio y el paraje La Falda, y que por varias horas permaneció intransitable para vehículos pequeños y medianos.

Otro de los anegamientos de importancia se produjo a la altura de El Algarrobal, donde se pudieron observar las acequias desbordadas de las fincas vertiendo el agua sobre la cinta asfáltica, lo que convirtió el lugar en un verdadero lago.
También en el sector de ingreso a La Merced el agua alcanzó niveles importantes, que ocasionaron que muchas de las casas ubicadas en la zona central del pueblo fueran invadidas por la creciente, cargada de barro y escombros.

Horas de espera

Los cortes de mayor envergadura se produjeron fuera del casco urbano de La Merced, hacia el sur, uno a la altura del Camping de Jubilados y el otro a 400 metros aproximadamente de ese punto, en las zonas conocidas como La Mercantil y Las Pirquitas antes de la curva que lleva a Sumalao.
El agua, en este último tramo, alcanzó, según fuentes policiales, más de un metro de altura, por lo que las autoridades tomaron rápidamente la decisión de cortar el tránsito de manera preventiva para evitar cualquier tipo de accidente.

Durante toda la mañana, las filas formadas por los vehículos varados a ambos lados de los cortes se desplegaron por varios kilómetros causando por momentos la desesperación de la gente que se vio imposibilitada de moverse del lugar.

Los cortes totales del tránsito se extendieron desde las 9.30 a las 13.
Luego la circulación fue rehabilitada parcialmente y, con ayuda de personal policial y personal municipal, lentamente se fue descongestionando la ruta hasta que entrada la tarde se logró volver a la normalidad.
 
Fte AM 840

Deje un comentario


+ 9 = dieciséis