Share:

Tartagal va retomando su vida habitual

Continúan las tareas de asistencia

Lentamente la ciudad de Tartagal vuelve a su ritmo habitual. Caminar por el barrio Santa María o Villa Saavedra es observar un incesante movimiento de personas y de maquinarias pesadas que trabajan denodadamente para devolverle a esa zona de la ciudad la habitualidad que el alud arrasó despiadadamente.

Muchos vecinos ya están instalados en sus viviendas, que de a poco van tomando color de hogar, familias enteras pala en mano están terminando de sacar los restos de lodo y reacondicionar los muebles que aun son recuperables.
Estos vecinos son constantemente visitados por agentes del Gobierno de la Provincia de Salta, asistiéndolos con víveres, agua, asistencia médica, pero fundamentalmente la contención que toda persona necesita en circunstancias como las presentes.
El lunes 9 de febrero en horas de la tarde la cantidad de evacuados alcazaba el millar, y actualmente son 380 las personas distribuidas en cuatro establecimientos educacionales.
Todas estas personas son asistidas las 24 horas del día, por personal especializado del Gobierno provincial, desde maestros que voluntariamente decidieron donar horas de su tiempo en pos de los más necesitados, hasta profesores de educación física que organizan tareas recreativas para los más pequeños.
Tres veces por día un camión de Ejército Argentino llega a cada establecimiento con raciones calientes, desayuno, almuerzo y cena, con variado menú que va desde milanesas con puré hasta guisos.
En los establecimientos educacionales se instalaron televisores y las puertas de las bibliotecas están abiertas para los evacuados, quienes tienen diferentes opciones para mitigar el padecimiento que significa haberlo perdido todo.

 

Desde la Secretaría de Abordaje Territorial, con Francisco Marinaro al frente, se concentró la coordinación de todo el operativo de emergencia. Con 90 personas llegaron el lunes 9 a trabajar directamente en la zona crítica. Primero las acciones estaban orientadas al auxilio, mientras que con el correr de los días se abocaron directamente a la asistencia.
Ellos son los responsables de distribuir 1300 raciones calientes tres veces al día en el domicilio de las personas afectadas que retornaron a sus viviendas, desayuno almuerzo y cena llegan cada día.
En cada cuadra un vecino prestó voluntariamente su casa para que desde allí un equipo del Gobierno se instale para coordinar las actividades y a su vez instalar pequeños depósitos destinados a la asistencia directa y urgente.
A los agentes de la Secretaría de Abordaje Territorial se sumaron 200 voluntarios de toda la provincia, en su mayoría jóvenes universitarios que acudieron desinteresadamente a colaborar en la catástrofe.
Cincuenta personas de la Cruz Roja recorren incesantemente las calles de la zona crítica monitoreando el estado de salud de las personas, al igual que en los centros de evacuados.
Mientras tanto otras 80 personas de Defensa Civil y Bomberos de otras provincias también están en Tartagal trabajando en la zona de la tragedia. También el Gobierno Nacional llegó con 100 personas pertenecientes a Defensa Civil y Cascos Blancos.
El Gobierno de la Provincia coordina todo el operativo de emergencia, a excepción de la distribución de las donaciones que llegan desde todos los rincones del país, tarea que está a cargo de la Municipalidad e Tartagal.

Relevamiento habitacional

El Gobierno Provincial, también encaró un trabajo de relevamiento habitacional. Catorce personas están realizando un pormenorizado relevamiento sobre el estado de las viviendas que fueron alcanzadas por el alud.
En el Barrio Santa María ya fueron relevados más de 178 catastros, de los cuales se van detectado 37 lotes con daños totales, 12 lotes con daños parciales y 52 lotes con daños menores. Ahora el trabajo está centrado en Villa Saavedra, importante barriada que también fue alcanzada por el alud.
Es decisión del Gobernador de la Provincia, Juan Manuel Urtubey, encarar de manera directa y completa el problema habitacional de Tartagal, dándoles una absoluta prioridad a las familias que fueron afectadas directamente por la tragedia.
Además de la construcción de nuevas viviendas, desde la máxima autoridad provincial se está estudiando a forma de instrumentar un plan de manera inmediata, para asistir a las familias que deben realizar reparaciones a sus viviendas.
El resultado de este trabajo será volcado en una base de datos que será de dominio público, a fin de que sean los propios vecinos de Tartagal quienes puedan ver de manara directa todo el proceso de adjudicación. Esta es una decisión de Gobierno Provincial a fin de transparentar aun más el proceso.

Atención Sanitaria

El Hospital Juan Domingo Perón y el Servicio de Emergencia Salta (SAMEC) montaron un importante operativo sanitario dirigido a prevenir posibles enfermedades endémicas propias de la zona, como el caso del dengue, y a la vez monitorear de manera directa el estado sanitario de la población, bajo la coordinación de las autoridades del Ministerio de Salud.
Además de los agentes sanitarios de la provincia y de la Cruz Roja que recorren sistemáticamente la ciudad, en barrio Santa María se instaló una unidad sanitaria que asiste a quienes regresaron a sus viviendas. Además, una ambulancia completamente equipada se instaló en el lugar ante la eventualidad de realizar algún traslado.
El puente aéreo que la provincia tiene estructurado actualmente se encuentra abocado a los vuelos sanitarios, que se realizan diariamente.

Actitud Solidaria

Es digna de destacar la actitud de los docentes de Tartagal, quienes voluntariamente se convocaron a sus respectivas escuelas para prestar atención a los evacuados.
Un caso palpable es lo que ocurre en la Escuela Frontera 3 Manuel Belgrano, donde el 80% de la planta de personal se encuentra trabajando. Marta López de Chalá, directora de la escuela, dijo que “los docentes simplemente se autoconvocaron a la escuela en solidaridad con el prójimo, inclusive los ordenanzas están trabajando, colaborando en todo lo necesario”. “Tengo que destacar el caso de una maestra de esta escuela, que vivía en el Barrio Santa María, el alud le llevó todo, la dejó sin casa, perdió todo, y sin embargo esta maestra todos los días viene a trabajar y colaborar con quienes, como ella, lo perdieron todo”, dijo la directora.
En la Escuela de Frontera 3 Manuel Belgrano actualmente están alojadas 25 familias, con 50 niños en edad escolar.
En referencia al inicio de clases, la directora afirmó que “hay tiempo para que comiencen, si no podemos iniciarlas el 2 de marzo la iniciaremos cuando se pueda, pero no habrá problema, achicaremos las vacaciones de julio o extenderemos en ciclo lectivo, ese no es problema”.

 

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Share:

Tartagal va retomando su vida habitual

Continúan las tareas de asistencia

Lentamente la ciudad de Tartagal vuelve a su ritmo habitual. Caminar por el barrio Santa María o Villa Saavedra es observar un incesante movimiento de personas y de maquinarias pesadas que trabajan denodadamente para devolverle a esa zona de la ciudad la habitualidad que el alud arrasó despiadadamente.

Ampliar!

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *