El tiempo - Tutiempo.net
Share:

Desarrollan un chip que puede navegar por las arterias humanas

Científicos australianos desarrollaron un chip de un cuarto de milímetro que puede navegar por las arterias humanas y que facilitará la realización de cirugías no invasivas en lugares de difícil acceso como el cerebro, informó hoy la prensa extranjera.

El micromotor se llama “Proteus” y fue creado por científicos de la Universidad Monash, ubicada en Clayton, Australia. El nombre del chip, de acuerdo a lo señalado en la página web del diario español El Mundo, fue tomado del submarino de la novela “Viaje Alucinante”, de Isaac Asimov, en la que se miniaturizaba la nave Proteus y sus cinco tripulantes para tratar de curar a un científico con un inaccesible coágulo cerebral.

La idea es que el Proteus dirija a los catéteres que se usan para operaciones no invasivas y se pueda colocar en la parte delantera de los mismos, pudiendo desprenderse y navegar sólo por los canales más estrechos y laberínticos del cuerpo como el cerebro.

Para lograr esa función, uno de los puntos fuertes del chip es su alto nivel de miniaturización y según el trabajo publicado en “Journal of Micromechanics and Microengineering” tiene un diseño del estátor -parte fija de una máquina dentro de la que gira un rotor- que es aproximadamente un 70% menor del micromotor.

La fuente energética de ese chip creado por el equipo del profesor James Friend es la piezoelectricidad, que es la misma que se emplea para lograr la llama de las cocinas de gas y los mecheros. Para poder moverse, además de una cámara que le marca el camino y muestra las imágenes al especialista, se emplea un control remoto que activa al estátor que, entre otras funciones, le permite vibrar y girar en espiral.

Durante su desplazamiento el Proteus también va provisto, en su parte trasera, de un flagelo como el de la bacteria Escherichia Coli, que le ayuda a propulsarse. La entrada de estos micro robots a las zonas más inaccesibles mejora la perspectiva del cirujano, debido a que contará con más información para tratar al paciente y con una nueva forma de intervenir de manera más segura sobre los problemas arteriales como en el caso de los coágulos.

Télam

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA