Share:

Un rionegrino, un salteño y un tucumano ganadores de Operación Triunfo

Las tres ediciones de Operación Triunfo que se realizaron en Argentina tuvieron una gran llegada al público y sus ganadores supieron ocupar, por algunas semanas, el ranking de los elegidos en las radios más populares y fueron acompañados, durante algún tiempo, por clubs de fans que los seguían a todos lados.

El sueño parecía cumplido para los chicos que alcanzaron la fama y la popularidad durante tan sólo algunos meses en televisión. El reality show prometió siempre descubrir los nuevos talentos musicales argentinos y prepararlos para el mercado discográfico desde la academia donde además de mejorar sus cualidades para el canto, aprendieron actuación para desenvolverse en el escenario, fueron lookeados y los tres acercaron lo máximo posible sus estilos a lo romántico latino, quizá el estilo más buscado y comercial.

La primera edición de Operación Triunfo se realizó en el año 2003 y el ganador resultó el rionegrino Claudio Basso, que a lo largo del programa fue cambiando su imagen y abandonando su timidez. Desde entonces, la carrera del joven pegó un vuelco. Enseguida el corte Me dijeron escaló en los rankings de las radios y con el éxito llegaron dos discos solistas -editados en 2003 y 2004-, giras por el país, videoclips con famosas y nominaciones para los premios Gardel. En setiembre de 2006 Basso sufrió un fuerte accidente, por lo que debió parar por un tiempo con las presentaciones.

En Operación Triunfo Segunda Generación, un joven oriundo de Salta, de gran porte y con una notable trayectoria por su juventud en el folclore, apareció en el programa y de a poco fue ganando la simpatía del público, fundamentalmente del interior del país, que finalmente lo proclamó el ganador.

José García Alcázar fue el elegido en la edición 2005, en una definición que contó con más de 1.200.000 llamados y que promedió los 33,5 puntos de rating. El triunfo lo llevó a grabar el disco Huellas y, al igual que Basso, realizar shows y presentaciones durante algunos meses por el interior del país. Hoy sigue dedicándose a la música, abocado fundamentalmente a la parte folklórica.

Finalmente, la última edición argentina de OT se realizó en el año 2006, en esta oportunidad el premio mayor se lo llevó un tucumano, Benjamín Rosales Reynoso. El joven se impuso sobre 21 participantes, lo que le permitió grabar su disco Benjamín, donde homenajeó a diversos artistas de la música latina. Si bien no se conoce mucho sobre sus pasos, Rosales Reynoso se encuentra en México, donde sigue cantando.

Fte Quilmes

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *