El tiempo - Tutiempo.net
Share:

El síndrome urémico hemolítico cobra su segunda víctima fatal

Una beba de once meses internada en el Hospital de Niños Jesús de Praga, de nuestra capital, murió en las últimas horas víctima del síndrome urémico hemolítico y elevó a dos la cifra de menores fallecidos por ese mal, informaron fuentes del nosocomio del ministerio de Salud Pública provincial.

La beba fallecida había sido derivada días atrás desde Orán, unos 290 kilómetros al norte de la capital provincial. “La enfermedad está mostrando mucha mayor agresividad. Los padres deben consultar ante cualquier diarrea y tener riguroso cuidado con la higiene de la comida”, manifestó a medios locales la jefa de Nefrología del Hospital de Niños y coordinadora Regional del Sistema de Vigilancia Epidemiológica para el síndrome, Rosana Salim.

Salim advirtió sobre la distribución de los casos en el mapa. “Hasta enero de 2006 la mayor incidencia se daba al sur de la provincia pero ahora se trasladó al norte, de donde provenían los dos niños que fallecieron”, señaló.

El sábado 10 de enero se produjo la muerte de un bebé de cinco meses en Pocitos (Salvador Mazza), 420 kilometros al norte y en la frontera con Bolivia.

Los otros dos chicos, de Tartagal y de la capital salteña, que se enfermaron este año de síndrome urémico hemolítico tienen 12 y 14 meses, uno se encuentra en recuperación en el Hospital de Niños y otro fue dado de alta.

Sobre la última beba que perdió la vida la especialista Salim dijo que “tenía compromiso respiratorio, neurológico y sufrió dos paros cardíacos”.

Respecto de los cuidados, se recomienda a la población la higienización de las manos para preparar alimentos y no utilizar la misma tabla para cortar carne y verduras. Los especialistas llaman la atención también sobre los riesgos que implican las piletas: “si no existen cuidados la materia fecal de niños pequeños que no hayan sido higienizados puede contaminar el agua”.

Los que corren mayor riesgo de contraer el síndrome son los chicos de hasta 5 años porque sufren una suerte de inmadurez de los glóbulos rojos, agregó Salím.

Télam

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA