Share:

Prevenciones contra el dengue y el Síndrome Urémico Hemolítico

El Ministerio de Salud continúa trabajando con acciones preventivas para evitar la proliferación del dengue, enmarcadas en un plan general que se lleva a cabo de manera ininterrumpida durante todo el año.

El Coordinador de Epidemiología, Alberto Gentile, recordó que más allá de las actividades que se desarrollan desde el Estado provincial, la finalidad es “generar el compromiso de la comunidad en la lucha contra la transmisión del dengue, teniendo en cuenta que la manera más eficaz de evitarlo es desde los hogares con tareas de prevención, erradicando los criaderos domiciliarios de mosquitos”.

El compromiso y la responsabilidad de la comunidad

Gentile reiteró la necesidad de que los vecinos tomen conciencia de que deben apuntar su accionar contra el dengue en  la prevención. “Evitar la proliferación de esta enfermedad implica un fuerte compromiso de los distintos estamentos de la comunidad en aplicar los mecanismos para impedir la propagación del dengue”

En tal sentido expresó que para detener el avance del mosquito trasmisor se debe poner el esfuerzo en cortar rápidamente la infestación domiciliaria. “Esto implica eliminar los elementos inservibles y objetos que acumulen agua y que pueden ser reservorios del mosquito, lo cual es responsabilidad primaria de la comunidad”.  

Para ello se debe evitar el estancamiento de agua en recipientes, piletas y piscinas; reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda; tapar los tanques de agua; cortar la maleza; eliminar la basura; usar espirales e insecticidas y  mosquiteros en puertas y ventanas.

Prevención y características de la enfermedad

Cabe recordar que el dengue es una enfermedad viral,  transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que se cría en los recipientes que acumulan agua, de manera que se previene la enfermedad eliminando los criaderos del mosquito.

Los síntomas del dengue se asemejan a una gripe (sin tos ni moco)  y pueden manifestarse con fiebre, dolor de cabeza y detrás de los ojos, dolores articulares y musculares, falta  de apetito y erupciones en la piel.

Ante la aparición de estos síntomas se recomienda no tomar aspirinas ni ningún tipo de medicamentos y acudir rápidamente al hospital o centro de salud más cercano.

Síndrome Urémico Hemolítico

Recuerda el ministerio de Salud reforzar medidas preventivas

El Ministerio de Salud recordó a la población las medidas a tener en cuenta para prevenir casos de Síndrome Urémico Hemolítico.

Muchos de los cuadros registrados obedecen a la consumición de carne vacuna, por lo general adquirida en comercios que no respetan las normas bromatológicas establecidas en el Código Alimentario Argentino, situación agravada por la incorrecta manipulación doméstica de este alimento.

El SUH es una enfermedad diarreica, que afecta principalmente a los niños menores de 5 años y es producida por la ingestión de alimentos contaminados con una bacteria que se encuentra en la materia fecal del ganado vacuno, aunque los seres humanos también pueden funcionar como reservorios de la bacteria.

El germen ingresa al organismo al comer carne de vaca mal cocida, especialmente la molida, como así también la leche no pasteurizada, además de otros alimentos que hayan resultado contaminados y que se consumen sin lavar correctamente, como las verduras y frutas. El agua contaminada y no clorada, también puede ser vehículo del germen.

Las recomendaciones principales para la prevención en el hogar son:

a)- Si adquiere carne molida, hágala moler a la vista y llévela lo antes posible a la heladera. Es mejor comprar la cantidad  que va a usar en el día.

a)- Lávese muy bien las manos antes de empezar a cocinar.

b)- Si prepara hamburguesas, cuézalas bien antes de servirlas.

c)- Lávese bien las manos con agua y jabón luego de tocar carne cruda.

d)- No utilice los mismos cubiertos o tablas de picar que tocaron carne cruda en la preparación de otros alimentos ya cocidos,  ó en las verduras, frutas, pan etc.

e)- Consuma leche y productos lácteos pasteurizados.

f)- Consuma agua segura. Si no lo es, clorar agregando 2 gotas de lavandina preparada por cada litro de agua de bebida.

g)- Debe asegurarse la higiene en jardines, guarderías, comedores infantiles y escuelas, aplicando estrictamente las medidas recomendadas que, por escrito, se han distribuido reiteradamente desde este ministerio.

h)- Asegurar el clorado de las piscinas.

i)- Finalmente, se recomienda no demorar la consulta al médico ante la presencia de diarrea con moco o sangre en un niño

 

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: