Share:

El norte salteño se prepara por posibles inundaciones

La próxima semana se instalarán estaciones meteorológicas en Santa Victoria y en Misión La Paz.

En los tres centros de concentración de insumos instalados por la Provincia en el norte salteño se acopiaron las mercaderías que se distribuirán si, a causa de las lluvias, ciudades y parajes de la zona quedan aislados y hace falta evacuar a los pobladores de la zona.

Hasta el hangar de General Mosconi y los galpones habilitados en los pueblos de Santa Victoria Este e Hipólito Yrigoyen, el miércoles pasado se terminaron de trasladar alimentos, ropas, frazadas, colchones y carpas.

Las lluvias registradas en el sur de Bolivia mantienen atentos a los funcionarios a cargo del comité operativo de emergencia, grupo que desde principio de diciembre sigue de cerca la evolución de las precipitaciones, el comportamiento de los caudales del Pilcomayo y Bermejo y la respuesta de las obras realizadas en puntos considerados estratégicos, como Santa María. Hace más de quince días se dispuso el traslado de la mercadería en camiones y se programó para la próxima semana la instalación de dos estaciones meteorológicas en Santa Victoria y en Misión La Paz, como de una pantalla satelital en La Puntana.

“El año pasado el Pilcomayo desbordó por primera vez hacia fines de enero y dejó aislado a varios lugares. En esta oportunidad, el río desbordó por primera vez a principio de diciembre y no sucedió nada, a pesar de que la cota del cauce fue de 5,90 metros”, comentó el secretario de Abordaje Territorial y coordinador del comité, Francisco Marinaro, quien mencionó
además que el Bermejo está creciendo pero que “empieza a dar dificultades recién a fines de febrero”.

Las medidas preventivas se instrumentan en conjunto con los intendentes de los municipios considerados vulnerables, porque presentan los mayores riesgos de inundarse. Según Marinaro, desde esos tres centros de concentración se podrá dar respuesta a la gente con mayor rapidez en coordinación con Aviación Civil que pondrá en marcha sus tres aviones y dos helicópteros.
Desde fines de 2005 cuando desbordó el río Seco, dejando incomunicado y aislado a casi todo el departamento San Martín, la Provincia se organiza para atender este tipo de contingencia. Los años posteriores a ése no fueron diferentes y miles de personas en el norte tuvieron que ser asistidas vía terrestre y aérea. “Con todo este dispositivo, el Gobierno quiere estar preparado para dar una respuesta inmediata a la gente y no demorar en el montaje del operativo. Aunque aún no hay demanda, porque la situación está controlada, el operativo está en marcha; la Provincia quiere anticiparse”, dijo -por su parte- el subsecretario de Defensa Civil, Gustavo Paul.

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *