El tiempo - Tutiempo.net
Share:

Revuelta y motín en la comisaría 20 de Orán

Tres adolescentes, de 17 años, murieron intoxicados al aspirar gases producidos por la quema de colchones en un intento de fuga. Otros chicos están en gravísimo estado. En la refriega dos agentes fueron heridos gravemente.

En dos viajes en helicóptero fueron evacuados,  seis internos quemados gravemente. Dispusieron un cordón sanitario desde el hospital El Milagro por Sarmiento y Belgrano hasta el San Bernardo.

Se organizó para este mediodía y las primeras horas de la tarde dos viajes en helicóptero Bell 412, para trasladar hacia esta Capital a seis jóvenes que sufrieron graves quemaduras en el motín de ayer en la ciudad norteña.

La información fue confirmada por el director General de Aviación Civil de la Provincia, Ricardo Funes.

Explicó que el traslado se programó en dos viajes de 40 minutos cada uno y los jóvenes de entre 15 y 16 años fueron en terapia intensiva del Hospital San Bernardo y Nuevo Hospital El Milagro.

Por otro lado los fallecidos son tres adolescentes, de 17 años, que murieron intoxicados al aspirar gases producidos por la quema de colchones en un intento de fuga.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, Pablo Kosiner, aseguró que “los jóvenes que iniciaron la revuelta en Oran que terminó con la vida de tres de ellos y dos policías gravemente heridos, mostraron un gran desprecio por la vida”.

Tenemos entendido que “exigían la libertad sino se iban a autolesionar”, dijo el funcionario. Indicó que están esperando los resultados de las pericias para saber si los colchones que quemaron los detenidos fueron fabricados con elementos ignífugos.

Kosiner dio detalles de los hechos que se iniciaron la madrugada del 25 de diciembre.

Todo comenzó cerca de las 4 de la madrugada cuando 10 detenidos, todos de entre 15 y 17 años y considerados de alta peligrosidad, atacaron a un policía para intentar una fuga masiva.

En un momento dado uno de los internos le quitó su arma reglamentaria a un policía y le dio un fuerte culatazo. El agente perdió el conocimiento y lo esposaron, tras lo cual comenzaron a propinarle golpes.

El alboroto fue percibido por otro agente, quien se dirigió al lugar de los incidentes, pero apenas ingresó al recinto le atravesaron un codo con un destornillador afilado.

Luego de ello los adolescentes prendieron fuego a los colchones y trataron de romper una reja con la intención de trepar a los techos y ganar la calle.

La tensión duró casi 45 minutos, que fue el tiempo que le tomó a los efectivos controlar la situación.

“El subjefe de Policía, Mario Paz, se trasladó de inmediato a la zona y la causa quedó en manos de la jueza de Instrucción Norma Vera”, indicó el ministro de Justicia y Derechos Humanos.

Pablo Kosiner comentó que los menores se encontraban detenidos en una unidad destinada especialmente para menores. Indicó que muchos de ellos están acusados de delitos graves como homicidio.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *