Share:

Combate y Prevención de Trata es política de estado en la provincia

La creación de una división policial especial y de una oficina de atención a las víctimas de la trata de personas son las principales acciones que el gobierno de Salta adoptó este año, junto a la capacitación de personal de las fuerzas de seguridad y los periodistas, para combatir de lleno este delito.

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Salta, Pablo Kosiner, destacó “la trascendencia para la provincia de contar con una oficina donde se pueda articular con otras instituciones las tareas conjuntas destinadas a prevenir, concientizar y actuar en contra de este delito”. A la vez, ratificó el compromiso de “trabajar para velar por la salud psicofísica de niñas y jóvenes que son sometidas por redes que inescrupulosamente las introducen en un mundo del que sólo es posible salir con la colaboración de la población y la decidida intervención del Estado”.

Desde el 6 de noviembre pasado, funciona en Salta la División Trata de Personas, dependiente de la Dirección General de Investigaciones de la Policía, a cargo del comisario Reynaldo Choque. Esta oficina, integrada por personal policial especialmente capacitado y calificado, se encarga exclusivamente de investigar sobre esta modalidad de esclavitud de personas que, mediante engaños, son trasladadas a distintos puntos del país, para ejercer la prostitución o realizar trabajos bajo presión.

Asimismo, el nuevo organismo es el responsable de diseñar planes, programas y acciones policiales destinados a prevenir este delito. “Desde su conformación, se realizaron operativos en las ciudades de Tartagal, Orán, General Güemes y la Capital de Salta, además de un procedimiento conjunto con efectivos de la policía de Jujuy”, explicó el ministro.

Esta intervención posibilitó rescatar “a siete jóvenes, niñas y adolescentes, que fueron puestas a disposición de la justicia y luego reintegradas a sus hogares”, mientras que “fueron detenidas varias personas”, acusadas de infringir la ley 26.364, de Trata de Personas, sancionada en abril pasado por el Congreso de la Nación.

Estas cautivas se encontraban bajo el control de bandas que operaban en el territorio salteño pero que poseen conexiones con otras ciudades del país. Por ello, desde el Ministerio de Justicia salteño se exhortó a la comunidad a denunciar al Servicio de Emergencias 911 cualquier caso que despierte sospechas sobre la explotación sexual o laboral.

Por otro lado, Salta fue sede -el 6 y 7 de noviembre- de las Jornadas de Capacitación sobre Prevención y Lucha contra la Trata de Personas del NOA, organizadas conjuntamente con el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, que contó con la presencia de su titular, Aníbal Fernández.

Además, en la ocasión disertaron destacados especialistas entre los que resaltó la exposición de Susana Trimarco, quien relató su fuerte experiencia en la búsqueda de su hija, la tucumana María de los Angeles Verón, que desapareció a los 23. En ese ámbito, el gobernador Juan Manuel Urtubey señaló que “desde todas las administraciones debemos tomar este tema como propio”, y apeló “al compromiso ciudadano y a aquellos que tienen el deber de luchar contra la trata de personas para resolver estos males endémicos que afectan a toda la sociedad”.

Para Kosiner, en tanto, es importante “comprometerse con una problemática que figura dentro de las actividades comerciales que mayor dinero mueve en el mundo y donde sus víctimas son seres humanos”.

En este sentido, consideró que estamos ante “un tema trasnacional”, del “crimen organizado que más dinero mueve, violando los derechos humanos”, y advirtió que su gran crecimiento en todo el país fue el motivo principal de la decisión del gobierno provincial de “encarar esta problemática como una cuestión de Estado”.

Por otra parte, recordó que en el ámbito de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia se creó recientemente la Oficina de Rescate y Acompañamiento de personas damnificadas por este delito, destinada a “que la víctima encuentre una atención integral tras haberse liberado de sus captores”.

“La existencia de esta oficina viene a completar el círculo que el Estado delineó como política para investigar,
desbaratar y posteriormente asistir a niñas y jóvenes que ante situaciones de vulnerabilidad son explotadas sexual o laboralmente en nuestra provincia”, concluyó el funcionario.

Télam

Haga un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *